jueves, 1 de febrero de 2018

Tel Aviv, la "Ciudad Blanca" de la Bauhaus

Y sí, un día llegué a Israel.


Aeropuerto Internacional Ben Gurión

Adentroooo


Cosmopolita, europea, moderna y fascinante. Así es Tel Aviv, la segunda ciudad más importante de Israel, después de Jerusalem.


Retsif Herbert Samuel

Opera Tower


Por un momento pensé que no iba a llegar. En el aeropuerto de Eilat, en el sur del país, pasé por una situación no muy agradable. Y después de tanto ver "Alerta Aeropuerto", ahí estaba yo y me tocó vivirlo desde adentro. Me sentía la protagonista.

No podían entender qué hacía viajando sola. Una mujer occidental, en medio oriente. Después de un interrogatorio de 10 minutos: ¿Qué hacés viajando sola? ¿Cómo llegaste hasta acá? ¿Quién hizo la valija? ¿Viniste caminando o como? ¿Tenés o te hiciste amigos? ¿Qué fuiste a hacer a Jordania? Y todo así.. yo solita.. en el culo del mundo, con mi valijita y carita... Pero no terminó ahí, me llevaron a un cuarto, varias preguntas de nuevo y me revisaron el bolso de mano y la valija. Sacaron todo y con un aparato, le pasaban a todo lo que allí tenía. No encontraron nada, por supuesto, y me dejaron hacer el check in. Fue bastante duro. Pero finalmente pasé a la sala de embarque y en breve saldría mi vuelo a Tel Aviv.

Tel Aviv y su relación con la Bauhaus
Nos remontamos a los años 30, cuando un destacado grupo de arquitectos judíos huyó de Alemania ante el ascenso de los nazis al poder. Emigraron a Israel, más precisamente a Tel Aviv e implantaron un novedoso y moderno plan de urbanismo, basado en los principios de la bauhaus.

La Bauhaus fue una escuela de diseño, arte y arquitectura alemana, fundada por el Walter Gropius.“Simplificar las formas y reducir el objeto a la mera funcionalidad”, decía él. 







Tel Aviv cuenta 4 000 edificios del estilo Bauhaus, y es por eso que en 2003 fue declarada Patrimonio de la Humanidad, a la “Ciudad Blanca” por la Unesco. 

Este estilo arquitectónico se caracteriza por diseños simples, minimalistas, líneas rectas, balcones curvos, paredes blancas y escasa decoración.






La mejor manera de disfrutar de estos edificios es perdiéndose por el boulevard Rothschild y las calles Shenkin, Bailik, Dizengoff.




Bailik



Boulevard Rothschild


Disfruté de sus increíbles playas de arenas blancas que dan al Mar Mediterráneo.


Gordon beach


También estuve en la histórica Jaffa o “Yafo”, su puerto es uno de los más antiguos del mundo.








Recorrí el Shuk Ha'Carmel, o simplemente Carmel, colorido y ruidoso, el mercado más atractivo de la ciudad, donde sus vendedores te venden sus productos a los gritos. Es muy común, lo vi también en el de Jerusalem y en los de Palermo, en Sicilia 





Baklavas, especies, gomitas, jugos deliciosos, y mucho más.


Mi medicina


Deliciosos baklavas

Me traje 20.

Tan lejos y tan cerca de los problemas de la región, así es Tel aviv. La cara cosmopolita de Israel.

No hay comentarios: